La adquisición de un Smartphone es algo que vale la pena meditar unos momentos para poder sacarle el máximo partido según nuestras necesidades. ¿Haremos muchas fotografías o vídeos? ¿Las redes sociales son nuestro pan de cada día? ¿Necesitamos un terminal móvil conectado con otros dispositivos para realizar labores del trabajo?


Una vez determinado el uso que le daremos a nuestro nuevo Smartphone, y habiendo elegido el modelo que mejor se adapta a nosotros, llega la hora de preguntarse... ¿libre o de contrato?


Definitivamente, si lo que quieres es ahorrar, no depender de costosas llamadas a compañías a la hora de una avería y disfrutar de una mayor versatilidad y mayor movimiento, un terminal móvil libre te presenta numerosas ventajas:

El ahorro frente a un Smartphone de contrato es notable. Al final, el precio acaba siendo o el mismo o superior si adquieres un terminal mediante un contrato. Un Smartphone libre, es como su nombre indica, libre, te olvidas de contratos de permanencia de varios años con cuotas sorpresa si decides abandonar el contrato antes de tiempo. Adquiriendo un Smartphone libre pagas lo que cuesta.
Un Smartphone libre te permite cambiar de compañía cuando quieras y de hacer uso de las tarjetas prepago. Tú decides cuanto consumes y la tarifa que necesites. En caso de viajar al extranjero, puedes utilizar cualquier tarjeta prepago de cualquier operadora del país de destino. Olvídate del roaming y ahorra cuando hagas llamadas en tus vacaciones. Un Smartphone libre te da la libertad que uno de contrato te quita. Además, muchas de estas tarjetas prepago vienen con bono de Internet, así que todo son ventajas y ahorro.
Si lo necesitas, puedes actualizar el sistema operativo de un Smartphone libre que utiliza Android, e incluso ganar permisos de Superusuario si eres un usuario con conocimiento avanzado en Smartphone. Pero si haces esto en un terminal de contrato, seguramente pierdas la garantía en caso de avería.
Un terminal móvil de contrato suele venir con aplicaciones propias de la compañía del teléfono, normalmente ocupando un exceso de memoria. En un terminal libre esto no ocurre y tendrás más espacio para tus propias aplicaciones.
Puedes cambiar de terminal móvil cuando quieras. Si te cansas de tu Smartphone, puedes venderlo por Internet o en los mercados de compra-venta locales sin problemas de permanencia. Al no tener contrato de permanencia, puedes cambiar de Smartphone cada año. Incluso puedes conseguir un descuento en tu siguiente compra de Smartphone si entregas el terminal antiguo.
El catálogo de Smartphone libre es más amplio que el catálogo de los terminales de contrato. Si te fijas, muchas empresas de telefonía llevan ofreciendo el mismo modelo de Smartphone más de un año en su catálogo de puntos. Te hacen creer que vas a ahorrar, pero los únicos que ahorran son ellos, ofreciendo terminales móviles al mismo precio durante meses. Si vas a adquirir un terminal libre, tendrás acceso a los últimos modelos de Smartphone de cualquier gama a su precio real.